Soy el tonto del barrio


Cada día que salgo a correr aplico la misma rutina, todos lo hacemos de alguna manera. Me pongo primero el pantalón corto, luego la camiseta y en último lugar los calcetines y zapatillas. Me pongo el Garmin, rebusco en mi cajón de cosas varias y saco el ipod shuffle que he cargado con "artillería" el día o días previos, saco mi bote de vaselina de 1 kg de farmacia y me unto los pezones (siento dar tantos detalles), y salgo a correr. Todo siermpre en este mismo orden, me gusta ser ordenado.

Ahora queda lo fácil. Justo antes de salir a la calle desbloqueo el Garmin y al poner el pie en la acera le doy al bisel de conectar con satélites. Llego a la esquina y caliento en estático mientras el Garmin obtiene señal y comienzo a correr. ¿comienzo a correr?...ni de coña. El maldito Garmin comienza con sus jueguitos de intriga y tarda muchísimo en obtener señal día sí y día no.

Debo ser el tonto del barrio, normalmente llego a la esquina, acabo de calentar y el maldito reloj sigue sin obtener señal de los satélites. Entonces me pongo a mover la mano como si moverla 30 centímetros fuera clave en obtener señal de los satélites. Cuando me doy cuenta de que mover la mano es una gilipollez, entonces comienzo a moverme unos metros, lo cual es más estúpido aún. Acabo cruzando la acera, manteniendome a veces en el medio de la calle si no vienen coches, volviendo a la acera de origen, levantando las manos y sobre todo pensando que los minutos que llevo allí haciendo el imbécil los podría pasar corriendo.

Si fuera un vecino del barrio y observara un tipo vestido de corto, haciendo movimientos con la mano arriba y abajo, caminando en zig-zag unos metros y cruzándose de acera con la mano levantada pensaría que está completamente loco. Y no espero menos de mis vecinos, directamente pensarán que soy el tonto del barrio.

Lo cierto es que el maldito Garmin no sigue un patrón fijo, a veces nada más salir obtiene señal en dos segundos y casi le tengo que decir "quietoooo, que todavía no salgo". No lo entiendo, o los satélites se mueven, o hay alguna mano negra que los apaga y los enciende, o vivo en una burbuja al estilo "Show de Truman" y alguien se lo pasa pipa viéndome hacer el gilipollas, o simplemente hablamos de confabulaciones judeomasónicas y teorías conspiratorias.

Y lo de encender el Garmin 5 minutos antes de que se de la salida en una carrera y estar 4 minutos y 55 segundos para obtener señal y mantener la intriga hasta el final es ya todo un clásico. La última vez que me lo ha hecho el relojito justo en la última Media Maratón, donde se salía en medio de una circunvalación con los edificios más cercanos a 100 metros. Nada, que el Garmin me vacila, que tendré que seguir haciendo el papel de tonto del barrio cada vez que salgo a correr.

Share this:

CONVERSATION

36 Comentarios:

  1. jajajajaja, si te sirve de consuelo Gonzalo, no eres el unico que actua de esa forma, yo en ocasiones cuando tarda en pillar señal he levantado el garmin todo lo que daba mi brazo, vamos como si estar un metro mas cerca de los satelites fuera garantia de pillar una buena señal. lo que tambien es un clasico tanto en carreras como en entrenos, es encender el garmin, pillar satelites, boton mode, seleccionar deporte y a la media hora darme cuenta que no pulse el boton start/stop. jejejeje y la mala leshe que entra cuando te das cuenta, ¡¡¡¡ estos aparatitos !!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡cómo me alegra no ser el único! lo siento, es mucho peor cuando llueve cantaros y estas quieto sin correr bajo la lluvia empapado viendo como no avanza la puta barrita.
    Lo pero de todo es que si corro sin ese cacharrito y no tengo registros me parece que no he corrido, no me gusta nada esa parte de mi mismo

    ResponderEliminar
  3. Gonzalo creo que lo del Garmin es lo mismo para todos.. es rutina a seguir, por lo demás.. en mi caso sumaria que mi mujer es especialista en cambiar las cosas de sitio y no hay manera.. cuando no me falta una cosa, me falta otra.. es como un ritual tener que buscar siempre algo.

    ResponderEliminar
  4. Yo de tanto leer que esto le pasa a los demás, y como casi siempre corro algo alejado de mi zona de residencia, nada más salir a la calle le doy al ON. En lo que llego al lugar de entrenamientos, ya está READY.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Tiene que haber un punto donde siempre te haga caso, son muy cabrones!!!

    ResponderEliminar
  6. Según veo en los comentarios todos estamos igual, así que tranquilo, hay "muchos tontos por ahí"...

    ResponderEliminar
  7. QUIETO!!! Lo mejor que puedes hacer es quedarte quieto hasta que obtenga la posición, si te estás moviendo de un lado a otro tardará más, te lo digo por experiencia propia. Yo cuando tarda aprovecho para hacer estiramientos sin moverme del sitio hasta que obtiene la señal.

    Lo que he notado también es que cuando enciendes el terminal en la misma posición en donde lo apagaste tarda muy poco en fijar los satélites, pero si por ejemplo lo enciendes en una carrera a 50 km de tu lugar habitual de entrenamiento tarda más. Yo en las carreras lo enciendo 15 o 20 min. antes mientras voy a haciendo el calentamiento y así me ahorro el estres previo a la salida.

    Aún recuerdo una maraton de mtb hace años en la que a mi pulsómetro le dio por no funcionar justo cuando dieron la salida y yo apretando todos los botones como un loco. Cuando me di cuenta iba el último y me pasé los primeros km intentando adelantar gente en los tapones que hacían los más lentos... Una y no más!!!

    ResponderEliminar
  8. Es la asignatura pendiente. Los GPS tienen eso y también lo de perder la señal al paso de túneles, y ni te cuento en Madrid centro cerca de edificios públicos. Los podómetros tienen la gracia de que se van descalibrando poco a poco y tienes que volver a calibrar.

    ResponderEliminar
  9. No deja de tener su gracia el que para que un cacharro diga la distancia que corremos, se tenga que conectar a un satélite que está en el más allá. Supongo que uno de los efectos colaterales diseñado a posta, es que el usuario tenga que hacer el baile de la lluvia cada vez que sale de casa. La tecnología tiene estas cosas. Y lo que nos falta por ver.

    ResponderEliminar
  10. Por mi experiencia, excepto en días muy nublados o cuando estás rodeado de edificios altos (calles de una ciudad) lo normal es que en pocos segundos conecte con los satélites... Pero así, sin ninguna posible incidencia, creo que no es normal.... Debe ser una especie de Expediente X...

    ResponderEliminar
  11. Me imagino una conversación de vecinos:
    - Has visto que raro es Gonzalo, corriendo todo el día kms y kms.
    - Pues antes de correr es peor aún, se pone a mover los brazos y a hacer invocaciones al cielo.
    - Yo creo que es de alguna secta.
    Todos los garmineros estamos igual.

    ResponderEliminar
  12. Estamos todos iguales, la verdad que no es muy corriente que me pase pero de vez en cuando sucede,saludos

    ResponderEliminar
  13. Calla, que el "micoach" tiene un sensor en el pie que cuando me "maltrata" parece que estoy bailando el Waka Waka...

    ResponderEliminar
  14. Otro que se apunta al club de los tontos del barrio. En mi caso me subo la manga larga no sea que interfiera un poco de polyester a la señal de marras. También me ha pasado lo de darle a buscar 10 minutos antes de una carrera y cuando va a empezar ya se ha perdido la señal por falta de uso. En fin, anécdotas.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja... Yo uso Polar, e igual tarda unos minutos en coger señal. Disimulo dando un paseo.

    ResponderEliminar
  16. como bien dices es porque los satélites cambian de sitio bueno más bien el la tierra la que cambia , lo que hace que no estemos a la misma distancia ni orientación asique tranquilo paciencia y a disimular un poco jeje salu2

    ResponderEliminar
  17. Ja,ja,ja, lo que me he podido reir con tu entrada. Creí que era yo la única tonta. Así que no te preocupes, que somos muchos los tontos y tontas repartidos por el mundo en pantalón corto y levantando la mano miemtras dan unos pasos hacia un lado y hacia otro en medio de la calle. Ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  18. Los que todavía sólo corremos con un simple y vulgar cronómetro no nos encontramos en situaciones así; apretamos el botón de inicio y empezamos a correr independientemente de la posición de los satélites; ventajas de ser prehistórico; como siempre, un fuerte abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  19. Menos mal que yo corro con una birria de reloj de 10 euros...porque ya los vecinos me miran raro por los madrugones de los domingos y tener siempre alguna zapatilla sudada ventilándose en la ventana

    ResponderEliminar
  20. Jejej, a mi también me pasa y lo suelo solucionar con el clásico método informático, si veo que tarda, apagar y volver a encender... funciona.
    O lo de cambiar de deporte y dejarlo de la última vez y empezar a correr en modo bici.

    ResponderEliminar
  21. Hola Gonzalo, como si lo hubiera escrito yo, me veo en todo sentido reflejado en tu genial relato. Desde Uruguay, me pasa lo mismo con los satélites y con mi garmin.... y hasta capaz que con los vecinos.

    Saludos desde Montevideo

    ResponderEliminar
  22. Jejeje, eso es una señal, el Forerunner te está pidiendo que estires antes de entrenar mientras coge señal... ;)

    ResponderEliminar
  23. A nivel bloguístico, esta es, probablemente, una de tus tres mejores entradas hasta ahora.
    A nivel humano, no sé qué pensar de un tipo que brinca por la acera, se para en medio de la calzada poniendo en peligro su propia vida y dificultando la circulación, y agita su mano invocando a los dioses de la gepeeseología.
    Lo bueno de correr por montaña es que nadie me vería de tal guisa, si tuviera un reloj con GPS, claro.
    Un abrazo para un gran escritor, Gonzalo

    ResponderEliminar
  24. Hola, a mi me suele pasar lo mismo. Lo que hago es conectar el Garmin y dejarlo en el jardín, luego empiezo con la rutina de las zapas, vaselina etc. etc. cuando termino me lo pongo y a correr. Aunque en alguna carrera se ha quedado pillado.

    Saludos..

    ResponderEliminar
  25. Ese día debió haber alguna incidencia en los satélites porque a mi me pasó lo mismo. Tardó una barbaridad en pillar los satélites.

    Si puedes, sácate el reloj y déjalo en un sitio para que coja los satélites mientras vas calentando. Eso sí, ojito si hay gente alrededor porque lo que puede suceder es que sea un amigo de lo ajeno el que pille tu Garmin.

    ResponderEliminar
  26. has pensado en regalarme el garmin a mi? jajajaja, es broma,a mi también me bacila el mío..

    ResponderEliminar
  27. Je je je!!! soy uno mas de los del garmin, yo tambien batallo para que entre en via satelital, para considerar la distancia que he recorrido cuando empieza a funcionar pues yo lo hago como dijeran por ahi, "a ojo de buen cubero" y bueno en el cerro, nunca da señal de vida y que decir de la banda pectoral, a veces funciona a veces no, asi no se puede trabajar, ja!!!

    ResponderEliminar
  28. jajajaja eso nos pasa a todos perola solucion es facil....cambia de esquina....
    un saludo

    ResponderEliminar
  29. Que entrada más genial.
    Si hace 4 meses hubiese visto a un tipo hacer exactamente lo que describes, me hubiese dado la vuelta seguro :) y además corriendo por si acaso.

    ResponderEliminar
  30. A mí me pasa exactamente igual, pero si que hay un patrón... si tengo prisa por empezar tarda más, que cruz.

    ResponderEliminar
  31. Si, jejeje, y con la cabeza mirando hacia el cielo por si vemos al dicho satélite de los coj...

    ResponderEliminar
  32. y si tienes el tiempo justo para completar el entreno, el condenado tarda mucho más en coger satelites.

    En mapoma 2010, el maldito Garmin pillo satélites poco antes del km 1, después de casi 10 min... Imaginate que putadón en la distancia reina.

    Un saludo Gonzalo.

    ResponderEliminar
  33. como ya no corro con el gps sino con el podómetro, no tengo ese problema. pero cuando lo usaba, era un rollazo tremendo, a veces era casi imposible pillar conexión...

    ResponderEliminar
  34. A mí también me ocurre, pero creo que sólo pasa pn el 305. Mi vecino tiene el 405 y dice que los localiza antes. Como solución, mi rutina post estiramientos comienza sacando el relojito fuera de casa para que "empiece a buscar" y mientras me coloco el resto de bártulos (ipod, cascos, cinturón, llaves) y le pego un par de sorvos al isostar que dejo preparado para cuando vuelva.
    Antonio Morales

    ResponderEliminar
  35. Yo sin GPS me ahorro todo eso,aunque esta claro que el GPS tiene sus grandes ventajas,por cierto igual tendras que comprar otro GPS o ir al campo a correr que no hay interferencias.(por cierto me arrancaste una sonrisa).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Gonzalo, yo tabien sigo una rutina, pero desde hace meses, lo primerito que hago desde el momento en que decido salir a correr, es sacar el garmin a la repisa de la ventana y encenderlo. Los 10 o 15 minutos que paso después preparando todo me valen para pillar señal. Luego bajo las escaleras a toda hostia para que no se entere de que está en interior. ¡¡Mano de santo!!

    ResponderEliminar