Martín Fiz, Rey Lechón


Dentro de la comunidad runner bloguera tenemos algunos ilustres blogueros de élite como Ryan Hall, Pablo Villalobos, Rafael Iglesias, Fabián Roncero o Martín Fiz. Sigo las aventuras de todos ellos y alguna vez hasta me permito la libertad de hacerles algún comentario en sus blogs.

Se aprende mucho de estos cracks. Una de las primeras cosas de las que te das cuenta es que son humanos y que también tienen sus días buenos y días malos como todos. Y sobre todo, que a pesar de tener condiciones innatas y por eso están o han estado ahí, entrenan como animales.

Martín Fiz en su blog ha iniciado una serie de entradas sobre su plan de entrenamiento para la maratón de Berlín. Animo a seguirlo y a preguntarle ya que se pueden tomar muchas ideas. En esta última entrada me sorprendió que al más puro estilo RA, llevaba entrenado 28 días seguidos!!!!!. Obviamente, me pareció una animalada y no pude contener hacerle un comentario ya que su plan incluía días de descanso total que él se saltaba. Martín amablemente contestó de una forma bastante explicativa. Básicamente, Martín descansa con cochineros, sí con asquerosos y repugnantes ritmos pocilgueros. A ritmos totalmente indignos (pero necesarios) de 5:30 min/km y con el cazamariposas desenfundado descansa las piernas para volver a machacarse al día siguiente. Eso sí, Martín recomienda a los populares que descansemos con días de descanso total.

Cuando leí el diario de entrenamiento de Ryan Hall para Boston 2010 me sorprendió la cantidad de días con kilómetros basura en rodajes cochineros, pero entendí el propósito. Quizás todos podamos aprender a ir lento a veces para recuperar y no sobreentrenarnos, aunque he de reconocer que a mí me cuesta mucho, con un par de días de descanso total casi me es suficiente.

Copio íntegramente la respuesta de Martín Fiz porque ya que el tema de los rodajes cochineros se está convirtiendo en la serpiente de verano de la comunidad runner bloguera, quizás podamos aprender algo todos.

"Hola Gonzalo. Me alegra que hayas advertido los movimientos de entrenamiento que he realizado pero eso tiene una explicación. Vamos allá. El plan de entrenamiento está planificado para que pueda seguirlo cualquier atleta de índole aficionado o popular. Por eso de los descansos. Si lees el primer capitulo de Camino a Berlín, verás que mi objetivo es 2:27:00. Si ejecutara a pie de la letra lo programado, creo que el objetivo sería irreal, casi imposible de lograr. Ahora mismo estoy en una fase donde para mí los ritmos programados son fáciles de digerir. Con el propósito de no llegar sobre entrenado a Berlín, en este primer mes de entrenamiento he programado unos ritmos que están por debajo de mi umbral. De esta manera física y mentalmente nunca voy al máximo. Para los corredores populares deje claro que lo que tienen que hacer es adaptar los ritmos a su condición física. De esta manera cualquier atleta, sea de la condición que sea, puede llevar a cabo este plan de entrenamiento. Los descansos son parte del entrenamiento, soy de los que siempre he dicho que “un buen descanso es un buen entrenamiento”. Los descansos de un atleta de elite son descansos activos y los de un deportista aficionado tienen que ser descanso total. Respecto a la supercompensación. Hace unos días hubo un atleta que se puso a rodar al lado mio. Iba trotando a 5´30″/km. Me pregunto, el por qué iba trotando tan despacio, que esos “kilómetros basuras” no valían para nada. En mi epoca de elite y ahora también, sigo realizando entrenamientos a ritmos muy bajos. Son kilómetros recuperadores de supercompensación. Dos / tres días corriendo lento me dejan aplatanado y como nuevo. El atleta aficionado tiene que buscar la supercompensación con descanso total. La semana anterior a la competición, atletas de elite y populares tienen que buscar la supercompensación con Descansos totales.
Síntomas de la Supercompensación: Pesadez de piernas. Falta de tono muscular. Sueño. Crea dudas ¿Habré perdido la forma física? NO
Objetivo Supercompensación: Llegar descansado al día de la competición
Día de la competición: En los primeros metros parece que te falta elasticidad, soltura y tono muscular en el cuerpo. Una vez que estallas a sudar el cuerpo se aviva, reacciona y tiene energia para tirar de ella.
Nota: En competiciones de distancias cortas (1500 – 3000 – 5000),sugiero que, venticuatro horas antes de la competición es aconsejable realizar un calentamiento con unas cuantas progresiones, ejemplo; 20 minutos de trote muy lento + estirar + 5 X 80/100 metros en progresión (nunca al máximo). El objetivo es activar, despertar y adquirir un buen punto el tono.
Gonzalo, en la planificación, entrenamientos programados, entrenamientos ejecutados y habitos hay muchas preguntas por responder pero prefiero que al igual que tú lo ha advertido, vosotros me lo preguntéis.
Un saludo y nos vemos…corriendo"

Share this:

CONVERSATION

24 Comentarios:

  1. Los trotes cochineros a mi personalmente me vienen de muerte, me sirven para el día siguiente poder hacer un entrenamiento de calidad con total garantía de éxito.

    salu2

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero un día de descanso al trote, mis articulaciones me lo agradecen; por cierto yo yambién sigo el blog de Martín y está genial poder leer cómo va llevando su plan de entrenamiento un atleta como el.

    ResponderEliminar
  3. Correr es correr, sea al ritmo que sea y ritmo cochinero es muuuuuuy relativo, porque depende del individuo, yo particularmente prefiero salir aunque sea muy despacio a quedarme descansando.
    Cuantas veces hemos salido a entrenar sin ánimo y ganas totalmente desganados y a medida que entrabamos en calor al final hemos terminado a tope y con muy buenas sensaciones, nada que ver con las ganas al empezar a correr en la misma sesión.
    Un abrazo Gonzalo

    ResponderEliminar
  4. gracias por esta leccion,siempre se aprende.

    ResponderEliminar
  5. La respuesta es un poco mas de lo que conocemos algunos.. trotar suave para recuperar o bien descanso total, eso cada uno tiene que saber lo que le va mejor para su cuerpo.
    Muchas gracias por tu articulo Gonzalo.. una vez mas, demuestras que estas en todo.

    ResponderEliminar
  6. Martín es un tío dedicado en cuerpo y alma a su pasión, con casi 50 años ir a buscar 2:27 es una pasada. Áunque a mí me sigue costando muchísimo correr despacio.

    ResponderEliminar
  7. Que grande es Martín, de los pocos que contesta a nuestras dudas, a mi pasa igual que a él, prefiero rodar a ritmos muy bajos al descanso total, me encuentro mejor....por eso cada cuerpo es un mundo...

    Genial entrada Gonzalo.

    Saludos
    Quique

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por compartir mi buen Gonzalo.
    Entonces no estoy tan mal je je je!!! llevando el "paso repugnante y asquerosamente pocirelguil" como le ha dado por la blooguera "pinguina veloz", ya que en mi descanso activo, llevo como a 8 el k, es pa'lo que dan las piernas.
    Un abrazo hermano!!!

    ResponderEliminar
  9. Como dice Rafa a veces salimos sin ganas y acabamos dandole caña y con muy buenas sensaciones, joder la que hay montada con el trote cochinero , con lo precioso que es , el trote y el cochino, jajaja , saludos

    ResponderEliminar
  10. jolin, a la foto del plato le falta el lechon, que eso de cambiarlo por frutas...

    ResponderEliminar
  11. que tal gonzalo, detallazo del Martín Fiz al contestarte el correo, es muy buen tío, yo tuve la suerte de conocerlo en persona el año pasado y me sorprendi de lo sencillo que era para ser tan bueno, un ejemplo a seguir...

    pues ami el míster me obliga a descansar los viernes, aunque el que tenia antes me hacia lo de martin fiz descanso activo y la verdad que los dos métodos son muy buenos... a mí particularmente me gusta más el descanso activo día que no corro es como si me faltara algooo

    saludos Gonzalo sigue así te lo curras de verdad...

    ResponderEliminar
  12. Esta gente han vivido de ello y saben de que hablan. hay que hacerles caso, ya que son cracks como deportistas y como personas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Pues si que está siendo el tema del verano, si. Al rico cohinero! Y si viene avalado por un atleta como Martin Fiz, mejor que mejor.
    Gracias por compartir esta lección.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno el articulo Gonzalo, cada vez veo mas claro que una buena planificación donde entren los buenos descansos (activos o reposo total) son la clave.

    ResponderEliminar
  15. Una de las primeras cosas que aprendí cuando comencé a correr fue que "hay que saber recuperarse corriendo". Me daba cuenta que casi siempre iba por encima de mis posibilidades y me agotaba. Después te vas conociendo y descubres que se puede trotar y recuperar energías al mismo tiempo. Yo soy mucho de trote verraco, pero reconozco que algunas semanas necesito días de descanso total, aunque es relativo, porque entre la bici, lo que camino y que no paro... en fin, creo que como comenta Martín, depende de tu nivel... pero ¿28 días seguidos? ufff¡

    ResponderEliminar
  16. Creo que se subestima el poder del cochinero cuando llevas un montón de años corriendo y crees que el tema hacer fondo, ya no va contigo. Una de las primeas recomendaciones que te hacen cuando empiezas es esa, no tener en cuenta ritmos ni distancias, solo el trote al menos durante 6 meses (en algún sitio leí que mejor si son 12 meses)
    En mi corto periodo de tiempo como corredora, lo que he notado en esos rodajes tontorrones (con el caza mariposas)es que tienen un poder regenerativo (y adictivo) bestial. Que terminas y en lugar de estar cansado quieres más, no se si me explico, y es una sensación muy gratificante, como tomarse un ibuprofeno para las agujetas pero natural.
    Hace poco leí que Arthur Lydiard, en sus entrenamientos, hacía correr a sus pupilos una media de 160 km semanales a un ritmo sostenido, logrando mejorar sus tiempos en maratón de forma espectacular. No se. Supongo que cada maestrillo tiene su librillo.

    ResponderEliminar
  17. Creo que Martín Fiz sabe lo que hace a parte de tener buenas condiciones y genética está claro que tiene conocimiento con su edad su nivel y motivación es fantástico, esa es su mayor credibilidad. Yo estoy en plena fase de cochineros pero reconozco que según voy cogiendo la forma me acelero, yo sino corro más no es porque quiera descansar es porque no tengo más tiempo. Como siempre un placer leerte y aprender gracias por compartir

    ResponderEliminar
  18. Hola Gonzalo,
    De todos se aprende.....si yo no aplicara el ritmo cochinero en mis carreras no llegaría bien,y si en los 30k los hubiera aplicado mejor, mejor me hubiera ido.
    Gran entrada y gran aporte de Martín Fiz.

    Un abrazo y adelante con tu entrenamiento.
    Gustavo.

    ResponderEliminar
  19. yo cada vez corro mas cochinero... buena entrada, muy interesante

    ResponderEliminar
  20. Gracias por compartir esto, ya veo que Martín Fiz es un crack dentro y fuera de la pista. Entrenar con cabeza es muy difícil, muchas veces queremos ver resultados inmediatamente, pensamos que si no vamos a tope no estamos haciendo nada, pero no es así, estoy disfrutando tanto de los rodajes cochineros de este plan que luego llegan los días de calidad y estoy fresquísimo física y sobre todo mentalmente. Haré caso a Fiz y seguiré su blog con tanta atención como el tuyo!

    ResponderEliminar
  21. jolines....siempre me he quejado de la pesadez de piernas que se tiene cuando descansas..y resulta que estaba supercompensando....se agradece que la elite se tome su tiempo de vez en cuando con los popus...Gracias Gonza por compartirlo

    ResponderEliminar